Iglesia de Achango

Implantado en uno de los altos valles cordilleranos a 1.790 m sobre el nivel del mar, el conjunto está integrado por la capilla y sus construcciones anexas (campanario, sacristía y habitación), el cementerio, corrales y un pequeño caserío circundante distribuido en forma de “L”. Los escasos habitantes descienden todos de la familia fundadora, los Montesino. El conjunto, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII, fue un asentamiento productivo dedicado a la cría de invernada y cultivo de cereales, que continuó activo hasta el siglo XIX.

Su permanencia hasta la actualidad se debe a la capilla, cuya patrona, la Virgen del Carmen, convoca a un importante número de devotos. Su culto culmina en la festividad popular del 16 de julio, una de las más importantes de la región. La capilla, implantada en la parte más alta de una lomada, es un valioso ejemplo de arquitectura vernácula de la región andina. Sus características constructivas son las tradicionales de la región: muros de adobe o tapia de gran espesor, revocados en barro y blanqueados a la cal, y techos a dos aguas, de cañizo con palos de algarrobo. A diferencia de las capillas norteñas, el interior es austero, con escasa imaginería; el piso está íntegramente tapizado con alfombras confeccionadas en telar por las vecinas de la zona. Las casas circundantes son de baja altura, con techos y fachadas planas de pocas aberturas y galerías o parrales adosados.

Fuente: http://www.cnmmlh.gob.ar/wp-content/uploads/2014/09/SanJuan.pdf

Anuncios